Taller Ambulante de Inventos al Instante

 

Con este eslogan comienzan la presentación de sus inventos Mr. Loren y Bernardo, un inventor y su ayudante, bastante enérgicos y alocados. Dicha energía y locura les lleva a presentar grandes números de magia, como el de la mujer partida, pero convertido ahora en “La máquina de rejuvenecer”, o pequeños trucos como el del pañuelo que desaparece convertido en el “Limpia Mocos”.
Nuestros entrañables protagonistas no son magos, y que sean inventores queda un poco en duda, ya que no han ensayado lo suficiente sus inventos, y siempre necesitan para solucionar los problemas que surgen de la colaboración del público.
Sus inventos son “desastrosos”; incluso alguno de ellos, de acrobacia, directamente “imposible”. Pero aún así producen el estupor y la expectación de los asistentes..
Las acciones teatrales buscan la implicación y la complicidad.

 

Hacer reir es hacer olvidar, y es un bienhechor quien en el mundo puede distribuir el olvido | Víctor Hugo

 

Descargar Dossier Taller Ambulante de Inventos al Instante (pdf)